Agrupación Para la Defensa del Paciente Psíquico de Lanzarote

10 DE OCTUBRE

Publicado el martes, febrero 25, 2014

Desde hace algunos años, en el mes de octubre la gente de “EL CRIBO” se preocupa y afana en preparar charlas, conferencias, artículos de prensa y actos de cara al público para conmemorar el Día de la Salud Mental.
No son ellos solos, sino que en toda España, Europa y en el mundo entero se preparan actos similares por todas partes, ya que este día es promocionado y celebrado con el patrocinio de la Organización Mundial de la Salud.
Para mí, la importancia de esta conmemoración reside principalmente en 2 razones:

La primera recordar por enésima vez a la gente (y van…) que las enfermedades mentales son enfermedades iguales que las demás, con su diagnóstico, sus tratamientos, sus síntomas… A pesar del tiempo que llevamos insistiendo en ello a la gente todavía le ha hecho evolucionar nuestras ideas sobre la enfermedad desde el tiempo en que se creían influencia de la magia, los dioses, los malos espíritus… hasta los problemas orgánicos actuales, todavía no hemos dado ese paso de forma completa en la enfermedad mental.

La segunda razón es lo que yo llamo hacer visible lo invisible: los enfermos mentales son un colectivo que parece no existir, silencioso, escondido… Muchas veces da la impresión que hablar de la salud mental es un tabú, una vergüenza, algo que se debe esconder…Cuando en una charla o presentación hablas de tu profesión y dices que eres médico, todo el mundo te comente algún achaque: la rodilla, la espalda, el colesterol, la tensión, aquella operación… Sin embargo si comentas que eres un psiquiatra nadie comenta absolutamente nada, y así como hablar de un infarto o un problema digestivo es algo que todo el mundo hace, hablar de una psicosis o una depresión es algo que nunca encontramos… Quizá con alguna excepción, como gente que emplea la enfermedad mental como un recurso para evadir ciertas responsabilidades y escaparse de sus obligaciones, y así la imagen de la enfermedad mental se centra no en las psicosis, las depresiones, la rehabilitación psicosocial, los problemas de ingreso hospitalario o de convivencia con un paciente, sino en temas de pseudo salud mental como “La depresión post-vacacional” “La adicción al móvil” etc.

Esto hace que muchas veces se siga pensando en el enfermo mental no como en un paciente sino una persona mala, vaga, aprovechada… que la gente te diga cosas como “yo soy fuerte y tengo que superar esto solo” cuando le hablas de iniciar un tratamiento o simplemente de hacer una consulta (¿acaso alguien piensa que debe ser fuerte y pasar la apendicitis él solo o una fractura de cadera, o la tensión alta?)

Durante unos días la sociedad nos da un escaparate y nos presta un poquito más de atención para que todos, profesionales, enfermos, familiares… les hablemos de nuestra experiencia real y les demos información veraz y científica sobre las enfermedades mentales.

Espero que aprovechemos esta oportunidad y podamos acercar la sociedad un poco más a la auténtica cara de unas enfermedades frecuentes y graves, pero con tratamientos eficaces en muchas ocasiones, que nos permiten abrir una puerta a la esperanza de aquellos de las sufren.

Matías Ybarzabal
Psiquiatra