Agrupación Para la Defensa del Paciente Psíquico de Lanzarote

Grupo de Autoayuda

Este espacio está basado en el concepto de descarga emocional, teniendo por objeto el apoyo mutuo de los familiares ante situaciones críticas cotidianas sirviendo la experiencia de unos para afrontamiento de otros.

Lo podemos definir como un grupo pequeño y voluntario estructurado para la ayuda mutua y la consecución de unos propósitos específicos. Está integrado por iguales, familiares de personas con enfermedad mental, que se reúnen para ayudarse mutuamente en la satisfacción de una necesidad común, para superar un hándicap común o problemas que trastornan la vida cotidiana, y conseguir cambios sociales y/o personales deseados. Estos grupos de ayuda mutua enfatizan la interacción social cara a cara y la responsabilidad personal de sus miembros. Con frecuencia, proporcionan ayuda material así como apoyo emocional; están orientados a la causa del problema y promueven una ideología o conjunto de valores a través de los cuales los miembros del grupo pueden obtener e incrementar un sentimiento de identidad personal.

Estos grupos son guiados por los propios familiares sin la presencia de profesionales para de esta forma evitar focalizar la atención tanto más en el terapeuta que en las situaciones que plantean las familias. No obstante la figura del profesional está presente en los primeros pasos, cuando el grupo comienza a crearse, para orientar y guiar en la formación del mismo, adquiriendo de forma gradual menos protagonismo hasta que el grupo funcione sin ayuda.