Agrupación Para la Defensa del Paciente Psíquico de Lanzarote

Programa De Intervención Psicológica

La intervención psicológica está basada en el marco de la búsqueda de la salud psicológica de los usuarios del C.R.P.S. El CRIBO, entendiendo que el tipo de usuario con los que se tiene que trabajar adolecen precisamente de esta característica de una forma grave tal y como sería definida la salud mental por la O.M.S (Organización Mundial de la Salud).

Según la O.M.S., la salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.

La dimensión positiva de la salud mental se destaca en la definición de salud que figura en la Constitución de la OMS: «La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades».

La mayor parte de los usuarios del C.R.P.S. EL CRIBO, sufren de esquizofrenia, trastorno bipolar, o trastornos de la personalidad, y no en pocos casos la combinación de varios trastornos.

A esto hay que añadirle la problemática familiar, que se encuentran con uno/a y a veces más de uno/a de sus miembros afectados y no saben cómo lidiar con esta situación, generando un problema añadido. Hay que tener en cuenta que una persona con un trastorno grave de salud mental, no sólo es un problema para la propia persona y su familia sino para la comunidad en general.

Por otro lado, aún hoy día hay un rechazo social hacía este tipo de enfermos, que lleva a su marginación; esto a su vez y también por la propia naturaleza de la enfermedad de los pacientes, provoca que los mismos pacientes también se auto marginen. De aquí podemos ver dos fuerzas que se mueven en la misma dirección, el rechazo social, y la propia influencia de la enfermedad que les lleva a los mismos pacientes a auto marginarse, a sabiendas también del no sentirse comprendidos por el resto.

De lo dicho anteriormente podemos concluir, que el trabajo de este programa va encaminado a intentar ayudar a reducir el sufrimiento de estos pacientes, al igual que los de sus familiares, e intentar que se adapten y puedan convivir lo más armónicamente posible en sociedad.