Agrupación Para la Defensa del Paciente Psíquico de Lanzarote

LA CLEPTOMANÍA Y EL ROBO

Publicado el martes, febrero 25, 2014

Es muy curioso el comportamiento humano.

Existen personas que se niegan a reconocer que tengan un trastorno psíquico y que cuando alguien les dice que parecen tenerlo, montan en cólera y se sienten muy ofendidos.

Luego, muchas de estas personas, cuando son “cogidos en falta”, quieren de todas todas que se les reconozca que tiene una enfermedad psíquica, para que les sirva de excusa.

……………………….

Un individuo que había sido recluido en prisión, solicitó ser valorado por un psiquiatra.

El Sr médico de la cárcel, lo comentó con el Director de la misma y ambos, accedieron.

En estos casos, el Sr Juez ordena a la Guardia Civil que acompañe al preso al Hospital General para ser valorado en la consulta de psiquiatría. Así se hizo con este paciente.

En la consulta, relata las razones que le han llevado a la cárcel:

-” Sr doctor: No soy culpable de lo que he hecho. Es que tengo una enfermedad grave que altera mi voluntad haciéndome hacer cosas que yo no deseo hacer. Por eso me han metido injustamente en prisión. Si vd. dictamina que todo es producido por mi enfermedad me declararan irresponsable de mis actos y podré irme a casa.”

– Y… ¿Cual es la enfermedad que dice vd padecer?.

– “Cleptomanía”.

– Y…¿Porqué lo piensa?, ¿Qué ha hecho vd.?

– Entré en una casa y en otra y en otra. En una me llevé una vajilla de plata que vendí y con el dinero me di un viajito por el Caribe. En otra me llevé el coche y anduve divertiéndome con él por la isla. En la tercera cogí dinero que me he ido gastando por las discotecas e invitando a mis amigos. Pero no fue voluntariamente, fue empujado por la CLEPTOMANÍA que padezco.

– Mire, le voy a decir una cosa: Vd, no tiene CLEPTOMANÍA ni cosa que se le parezca. Vd, lo que tiene es una caradura que se la pisa.

¡ Puede pasar la Guardia Civil y llevarse de nuevo a este delincuente donde el juez disponga!

…………………………

La CLEPTOMANÍA es un trastorno del control de los impulsos que se da en algunas enfermedades psíquicas y que hace que el individuo se sienta impulsado por encima de su voluntad, a coger cosas que no le pertenecen.

Suelen llevarse cosas de supermercados y de tiendas y a veces, cuando les atrapan, se descubre en su casa miles de objetos “robados”.

Pero el cleptómano, siempre roba cosas con las que no hace nada mas que guardarlas, de las que no obtiene ningún beneficio.
Su impulso irresistible es a coger objetos y productos, pero no a venderlos después ni a gastarse los beneficios.

El cleptómano, sufre por hacer lo que hace, pero no puede evitarlo.

Por eso, lo que tiene, es una enfermedad.

En cambio, el que coge cosas y se aprovecha de ellas en su propio beneficio sin sufrimiento alguno sino con total desprecio por la propiedad de los demás,.. ESE NO ES UN CLEPTÓMANO,..¡ ESE ES UN LADRÓN!

Son dos cosas bien distintas, como ha podido comprobar el paciente que acudió a la consulta del psiquiatra a ver si lo engañaba.

Creo que, para ver si la próxima vez le sale mejor, ahora esta estudiando libros de psicología EN LA BIBLIOTECA DE LA CÁRCEL.

Julio Santiago
PSIQUIATRA