Agrupación Para la Defensa del Paciente Psíquico de Lanzarote

LAS NEUROSIS O “EL ARTE DE AMARGARSE LA VIDA”

Publicado el martes, febrero 25, 2014

Todos conocemos alguna de esas personas que tiene una “habilidad especial” en complicarse y amargarse la vida.

Suelen ser inseguros y aprensivos, siempre están nerviosos, viven angustiados la mayor parte del tiempo, se anticipa al futuro imaginándose situaciones que luego no ocurren como creía, temen siempre lo peor, viven “comiéndose el coco” con cosas siempre negativas, parece a veces recrearse en lo complicado y doloroso. Se complican la vida de un modo increíble.

A veces son personas que tienen problemas alrededor, actuales o pasados, y les repercuten haciéndoles estar así, pero otras veces, no hay grandes problemas fuere: “el conflicto está dentro de ellos mismos.”

Muchas veces, los demás les ayudan, al menos al principio, hasta que se agotan, tratando de conseguir que se tomen la vida con mas serenidad, tranquilidad, sin tanta complicación. No hay manera. Sus peores enemigos son ellos mismos.

A todas las personas nos aparece a veces sensaciones de angustia, temor ante lo desconocido o lo por-venir, miedo ante los imprevisible, la enfermedad, la locura, la muerte….inseguridad ante la vida… Esto es normal en todos, porque el solo hecho de estar vivo, ya es un problema. Es lo que llamaban los psicoanalistas, “LA ANGUSTIA EXISTENCIAL”.

Pero, generalmente, la persona, a medida que va desarrollándose y acercándose a la madurez, suele saber elaborar unos mecanismos de compensación, de adaptación, de aceptación, incluso algunos de evasión…etc, que nos permite “seguir tirando”, incluso riéndonos de nuestros propios temores.

De este modo, a pesar de las incertidumbres “existenciales”, se puede aprender a vivir, e, incluso, a vivir MUY BIEN.

Sin embargo, algunas personas, han “fracasado” en el aprendizaje de los mecanismos de maduración, y se mantienen flotando constantemente en un mar de angustia e inseguridad.

A este “fracaso” se le llama NEUROSIS.

El neurótico, por tanto, no es una persona que está así, “porque quiere”, sino, “por que no le sale de otro modo”, porque no sabe hacerlo mejor.

El neurótico necesita comprensión y ayuda.

Pero también necesita AYUDA DE SI MISMO, porque con frecuencia, cree que solo con la ayuda que le presten desde fuera, conseguirá salir de su neurosis, y esto no es cierto.

Si ha fallado el aprendizaje a su debido tiempo, ahora costará más aprender, pero, si uno se lo propone y cuenta con ayuda familiar y psicológica, seguro que puede conseguirlo.

Así que…¡ a trabajar!.

Pedid ayuda, pero, “moved el culo” a la vez.

Aplicad aquello de …..”A Dios rogando….y con el mazo dando”……

¡Hasta pronto, amigos!