Agrupación Para la Defensa del Paciente Psíquico de Lanzarote

LAS PSICOSIS

Publicado el martes, febrero 25, 2014

La palabra Psicosis deriva de las palabras griegas psykhe (Alma, Mente) y osis (enfermedad, condición anormal) y fue empleada por primera vez por Ernst von Feulhbtersleben en 1845 como termino opuesto a Neurosis. Las psicosis se consideraban enfermedades de la mente mientras que las neurosis se consideraban enfermedades más orgánicas, de los nervios.

Hoy en día define la condición de una persona que sufre un cuadro caracterizado por la pérdida de contacto con la realidad, por oposición también a neurosis donde existen síntomas psiquiátricos pero que se consideran más entendibles y en los que la persona reconoce las circunstancias vitales de manera exagerada pero sin perder la noción de realidad.

Los síntomas característicos suelen ser:

Ideas delirantes.
Alucinaciones.
Lenguaje desorganizado, incoherencia, dificultad para expresarse.
Trastornos del comportamiento.
Síntomas negativos, por ejemplo, aplanamiento afectivo, abulia, apatía…

Las ideas delirantes son creencias falsas, basadas en una deducción errónea de la realidad externa, que no concuerda con la inteligencia del paciente ni con su nivel cultural y refractarias al razonamiento (por ejemplo alguien que piensa que los extraterrestres le están vigilando). Las ideas más frecuentes son las de:

Auto referencia: el paciente piensa que la gente lo mira, habla de el, se ríe de el…

Persecución: le vigilan, le controlan, le espían…

Perjuicio: quieren matarle, envenenarle, encerrarle, hacerle daño…

Culpabilidad: frecuente en cuadros depresivos: el paciente siente que es una mala persona, que ha hecho algo malo…

Grandeza: frecuente en periodo de manía en enfermedad bipolar: el paciente cree que tiene poderes o capacidades especiales.

Místicas: relacionadas con la religión, Dios, diablo…

Alucinaciones: definidas como Percepción sin objeto, es decir, el enfermo ve, oye, siente… algo sin que exista nada que ver u oír.

Las alucinaciones más frecuentes suelen ser auditivas y de ellas las más frecuentes entre nuestros pacientes son las que comentan la actividad del enfermo o discuten entre ellas.

También pueden ser olfativas, gustativas (malos olores o sabores) o cenestésicas (el enfermo siente que le tocan, que le pellizcan). (Las visuales suelen indicar una enfermedad orgánica como una intoxicación por drogas o infecciones cerebrales).

No todo el mundo que siente algo que no esta ahí tiene una psicosis, hay que diferenciar de la hipervigilancia en ansiedad: a veces cuando uno esta solo, cansado, nervioso o con malas condiciones perceptivas (oscuridad, noche, inicio del sueño…) nota ruidos, oír su nombre… pero los enfermos oyen voces (que a veces reconocen) que les dicen frases completas con insultos, ordenes, comentarios…

Los trastornos de conducta pueden ser muy variados, pero los mas frecuentes son los soliloquios (hablar solo), las risas inmotivadas (el enfermo se ríe sin razón ninguna), pasarse largos ratos mirándose al espejo… y posteriormente, cuando las ideas delirantes se van concretando en un delirio pueden aparecer conductas que tengan que ver con este (el enfermo se encierra en su habitación no quiere comer por miedo a que haya veneno…)

Todavía no conocemos la causa de las psicosis, aunque cada vez hay más datos que parecen indicar que son alteraciones de la función cerebral.

Las psicosis más conocidas son la Esquizofrenia (donde se dan todos los síntomas que hemos comentado) y el trastorno de ideas delirantes (antes conocido como Paranoia) donde sobre todo se producen ideas delirantes.

Lo que si sabemos es que en la mayoría de los casos existen medicamentos que son útiles para tratar los episodios de crisis y que protegen a los enfermos de las recaídas, por lo que es muy importante que cualquier persona que comience a experimentar estos síntomas acuda a su psiquiatra para ser tratado con la mayor brevedad.

Matías Ybarzabal
Psiquiatra