Agrupación Para la Defensa del Paciente Psíquico de Lanzarote

LOS CELOS

Publicado el lunes, febrero 24, 2014

Cuando una persona ama algo o a alguien, suele quererlo “para sí mismo”, es decir, no quiere que nadie se lo quite.
Necesitamos a la persona que amamos y por eso nos preocupa la idea de que pueda irse “con otro”. Esto es comprensible y normal. Incluso hay quien dice que todo el mundo que ama, siente celos.

Dice una copla…
” Celosa. Me gusta verte celosa, porque es seña de que me quieres…”

Es normal tener temor a perder algo o alguien a quien necesitas y a quien quieres. Pero hay personas que tiene unos CELOS PATOLOGICOS que son una auténtica enfermedad llamada CELOTIPIA.

A veces se presenta acompañando a otras enfermedades, como por ejemplo en los ALCOHOLISMOS. En estas enfermedades son un signos de sentimientos de culpa no resueltos que se expresan desconfiando o agrediendo al otro, como un mecanismo de excusa o pretexto.

Otras veces son un síntoma más de las llamadas PSICOPATÍAS o TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD. En ellos, junto a los celos patológicos suele haber otros muchos trastornos de la conducta.

A veces se dan en personas que de pequeños han sufrido traumas por FALTA DE AFECTO y ahora se aferran a lo que poseen de un modo patológico.

Otras veces en personas que de niños fueron SOBREPROTEGIDOS por padres que no les permitieron madurar y ahora se aferran como niños a las figuras que les ofrecen protección.

En todos ellos, los celos patológicos son signo inequívoco de INMADUREZ EMOCIONAL, signo de inseguridad en sí mismo.

Solo es maduro el que, queriendo a una persona, CONFÍA EN ELLA. El que dice ” Te quiero mucho y te quiero para mí. No deseo que te vayas y mucho menos deseo que me engañes. Confío en que te quedes conmigo, pero , si no es posible, si algo sucede alguna vez…..habla conmigo el primero, explícame que sientes…..trataré de entenderlo y encontraremos una salida”

Este, generalmente, con su actitud, tendrá siempre la fidelidad de su pareja.

Por el contrario, el que SE IMPONE, el que EXIGE, el que está siempre VIGILANDO a su pareja, DESCONFIANDO de ella, el que ORDENA etc…… se condena al fracaso, porque, NO SE PUEDE MANTENER UNA PAREJA SIN AMOR y el amor es lo contrario de la imposición ,la exigencia, la desconfianza…

Cuidado con tus celos. Si son excesivos, si tú mismo te das cuenta de que no puedes dejar de desconfiar…consulta al psicólogo. Mantener un estado de celos de modo prolongado, puede llevarte a perder a aquel a quién tanto necesitas.